13 logos feos sin perdón

¿Por qué empresas de éxito y grandes beneficios no invierten en un buen logotipo y mantienen una imagen inadecuada, anticuada o, directamente, fea?

Muchas pequeñas empresas y autónomos simplemente no pueden permitirse contratar a un profesional y se apañan con lo que pueden. Es comprensible, –hasta cierto punto, porque la inversión en imagen es rentable–, pero se puede perdonar.

Sin embargo, no se entiende la existencia de algunos abortos visuales como imagen representativa de entidades que podrían ocuparse de su identidad gráfica un poco más sin que eso les suponga un doloroso esfuerzo económico.

Quizás no incidiese directamente en su cuenta de resultados, o puede que sí, pero desde luego mejorarían su relación con sus usuarios y globalmente en todo su sistema de marketing y comunicación.

¿Qué es «feo»?

Esto hay que explicarlo, no se trata de que nos guste más o no. Un logo es objetivamente feo, entre otras razones, cuando:

  • • Imita otros logos de la competencia o de otras empresas, aunque no sean de su sector. Imitar está muy feo.
  • • Es ilegible e innecesariamente complicado. Crea ruido en la comunicación.
  • • Usa una tipografía demasiado común y sin alterar, lo que le hace carecer de personalidad y diferenciación. Hay que trabajarse un poco más eso de seleccionar fuentes.
  • • Es antiguo, parece que en su momento siguió una moda concreta y, como pasa con todas las modas, pasó de moda.
  • • Usa imágenes, iconos o ilustraciones de más, incluso algunas que no tienen nada que ver con la marca. Más ruido en la comunicación además de incongruencia. Seamos simples.
  • • Es aburrido, no cuenta una historia, no se implica con el mensaje ni el consumidor. Son logos fáciles de olvidar.
  • • Mala ejecución, desajustes geométricos, falta de armonía (o carencia de contraste bien traído), pésima elección de los colores y las tipografías… Aquí cabe de todo: incompetencia.

Galería de los horrores

Aparte de la sugerida postura sexual (¿A-Style=Dog-Style?) en este logo de Marco Bruns (joven estudiante de Diseño en el momento en el que lo perpetró), la incoherencia entre bordes rectangulares y curvos, así como los círculos no tan circulares demasiado cercanos a la «A»crean un conjunto sin sentido y antiestético.

Añadamos la posible confusión en exteriores con señales de circulación, lo que lo hace potencialmente culpable de accidentes de tráfico, y obtenemos una A-Uténtica perrería de logo feo.

A-Style fue fundada en Italia en 1999

Asics, (Acrónimo de «Anime Sana In Corpore Sano», algo así como «Mens sana in corpore sano») renovó en 2003 un logo que era directamente espantoso para crear otro que es solamente feo.

Por una parte, la innecesaria espiral puede hacernos leer «Oasics» o «Basics» y por otro la tipografía está pasada de moda, parece propia de un logo de los 80.

Asics fue fundada en Japón en 1977

Los diseños del director creativo de Byblos, Manuel Facchini, son fantásticos, pero no lo es el feo logo de la marca italiana, que prácticamente ha permanecido igual en sus casi 50 años de historia.

La tipografía tiene un aire como arábigo-demodé que despista y además no tiene buena legibilidad. Ocurre como con muchas marcas tan longevas, que son reconocibles a pesar de sus defectos y de tanto verlas ya no las vemos…

Byblos fue fundada en Italia en 1973

Casi invariable desde 1960, cuando fue rediseñado, es otro logo al que nos hemos acostumbrado a ver, perdiendo el sentido crítico. Como quien tiene un perro igual que el de la foto de arriba, pero ya le ha cogido cariño y no lo ve tan feo.

Por su tipografía poco legible y pasada de moda, la extraña C inicial y la combinación de color tan marinera, Champion es uno de los campeones en cuanto a logos feos.

Champion (originalmente Knickerbocker Knitting Company) fue fundada en USA en 1919

En este caso, más que de fealdad el pecado es la falta de originalidad. Estas dos marcas de moda número uno del mundo mundial tienen un parecido tan grande desde el concepto, que son prácticamente el mismo logo cambiando una letra por otra y una orientación por la simétrica.

El uso de monogramas tiene este peligro, es fácil parecerse a otro, más aún cuando las letras «C» y «G» son similares entre sí. Cocó Chanel y Guccio Gucci no tenían la culpa de esa coincidencia…

Ambos usan el negro como color principal y una tipografía similar. El de Chanel es de 1920 y lo diseñó la propia Cocó fiel a su filosofía minimalista y es todo un icono, sin embargo el de Gucci se creó en 1960 y podría ser sospechoso de inspirarse en el de Chanel. ¡Copiar está feo!

Chanel fue fundada en París en 1910. Gucci fue fundada en Florencia en 1921.

Este rediseño de principios de 2021 ya anunciado en un prototipo de 2019, es tan simple (lo que no es malo por sí mismo) que sólo puede tener un defecto: el de la legibilidad. Es muy forzada la lectura: alguien que desconozca la marca puede leer cualquier cosa. KN, KVI… Está muy feo despistar al consumidor.

Kia Motors fue fundada en Seúl en 1944.

Una empresa que ingresa más de 30.000 millones de dólares, con filiales en 156 países y con mas de 200.000 empleados, ya podría gastarse algo en cambiar este logo que es de los más horrorosos de los 13 aquí citados.

No hay por dónde cogerlo: acrónimo en tipografía de lo más corriente en mayúscula, cursiva y hueca (!!), representando las iniciales de sus cuatro fundadores, sobre cuatro rectángulos sólidos.

Un diseño de 1998, probablemente hecho por un aficionado (no hemos podido encontrar al autor de semejante cosa) que necesita un cambio urgente por insulso y feo a rabiar.

KPMG fue fundada en Países Bajos en 1987, aunque la empresa original (Marwick, Mitchell, Peat & Co) data de 1911.

Hablando de empresas que facturan a lo bestia, Microsoft supera en 2021 los 160.000 millones de facturación y los 50.000 de beneficio y sigue teniendo este bodrio de logo.

Falta de imaginación, minimalismo mal entendido o quién sabe qué más, son sólo algunos de los aspectos que afean este séptimo intento de logo por parte del gigante de la tecnología.

El diseño de Jason Wells, de 2012, representa en cada cuadrado de color las cuatro aplicaciones más importantes de Microsoft, -lo que se pierde en las versiones monocromáticas-, formando una especie de ventana en recuerdo de su sistema operativo.

La tipografía, Segoe, se usa tal cual, redondeando así esa falta de personalidad, de sofisticación que debe tener un buen logo. Más que simple, es simplón.

Microsoft fue fundada en 1975 en USA.

¿No os recuerda un poco a Batman?

El reciente rediseño del logo de Motorola en 2017, después de pasar por las manos de Google y aterrizar en Lenovo, hizo un buen trabajo con la tipografía, pero mantuvo la M estilizada, -que data de 1955-, que aporta poco a la marca y tampoco dice nada de la actividad de la misma, las telecomunicaciones.

Esa M es fea, realmente. Aparte de parecer un murciélago, los trazos no son equilibrados, el vacío/lleno no se conjuga bien y en tamaños pequeños se colapsan los trazos más finos.

Motorola fue fundada en 1928 en USA.

Otro hijo poco agraciado de la empresa de Bill Gates.

Aunque ésta de 2009 supone una mejora sustancial frente a las anteriores versiones, -las de la mariposa multicolor, con sus degradados y transparencias (una auténtica abominación)-, ahora peca de soso y de falta de «chicha».

Además, ¿qué pinta ahí una mariposa? ¿esparce polen como metáfora de la difusión de los mensajes? Oficialmente representa libertad, gozo y amor, según Microsoft, pero ¿qué tiene qué ver eso con MSN?

Da la impresión de querer parecerse -una vez más en la historia de Microsoft- a Apple y su icónica manzana, tratando de imitar las elegantes formas de aquella, sin lograrlo. Podrían parecer dos suelas de zapato, más que las alas de insecto que pretende. Por eso es feo.

MSN (Siglas de Microsoft Network) fue creado en 1995 por Microsoft.

El rediseño de 2014 del logo de Pepsi, que presenta pocas variaciones con el de 2008, no fue muy afortunado. ¿No parece un obeso a punto de reventar de tanta azúcar acumulada por la ingesta desmesurada de refrescos?

En 2009 el artista Lawrence Yang lo reinterpretó e incluso vendió camisetas con su divertida ilustración en la que el logo se transforma en la imagen antes descrita. Una vez vista, no puedes volver a ver el logo de Pepsi con los mismos ojos que antes.

Ilustración de Lawrence Yang
PepsiCo fue fundada en 1893 en USA.

Una empresa que vende innovación, y que gana millones con ella, debería tener una imagen innovadora y original. SONY usa el mismo logo sin cambios apenas desde 1957, cuando fue diseñado. El último retoque es de 1973 y no mejora apenas nada.

No hay nada malo en usar exclusivamente tipografía (Clarendon, ligeramente modificada), pero ¿la de SONY comunica algo acerca de la empresa? ¿Ese estilo es del siglo XXI o de los años 50 del pasado siglo? ¿Todavía venden radios de galena? Incongruente pues, y feo por tanto.

Sony Group Corporation fue fundada en 1946 en Tokio.

Y por fin llegamos, por orden alfabético, a otro de los más deplorables.

UGG ha evolucionado desde la fabricación de botas de piel de oveja para surfistas de los 70 a una empresa más trendy ampliando su catálogo a otros productos más fashion. Pero no así su logo, que no ha cambiado desde 1985.

La tipografía (Copperplate un poco modificada) es de uso común y se ve vulgar y anticuada. Además la forma de articular las tres iniciales es poco acertada, se solapan perdiendo legibilidad y no tiene sentido que una letra sea más grande y gruesa que las demás dando una pretendida e incoherente ilusión de profundidad. Este es realmente, realmente feo.

EGG es una marca de Deckers Outdoor Corporation y fue creada en 1978 en USA.

Acabamos

No tiene sentido que estas empresas y otras muchas que se han quedado sin citar no inviertan en una marca gráfica con personalidad, memorable y coherente con el espíritu de la marca. ¿Quizás demasiados ejecutivos opinando simultáneamente? Suele pasar…

En cualquier caso, nos alegraría que esta entrada se quedara obsoleta pronto y que las empresas señaladas se atrevan a dar el paso y rediseñar su imagen para gozo y satisfacción de clientes y diseñadores gráficos profesionales del planeta. Eso esperamos… ¡Abajo los logos feos!

Te sugerimos…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar